Progreso Personal y Profesional en Gestión y Liderazgo

Las 5P de la Estrategia de Mintzberg

Enfoques para mejorar nuestra estrategia

Equipo Editorial

La estrategia de negocio de nuestra organización no es algo estático, debe estar en continua evolución. Henry Mintzberg desarrolló el Modelo de Estrategia 5P en 1987. En él explica que las organizaciones deben establecer estrategias para adaptarse al entorno y a su propio cambio interno. En este sentido, Mintzberg da un papel importante a la percepción que la organización tiene de sí misma.

El modelo de las 5P de Mintzberg nos proporciona distintos enfoques sobre cómo la estrategia debe ser entendida, explorando formas alternativas de verla. Gracias a este modelo se obtienen una visión más global de la estrategia, siempre buscando una ventaja competitiva en el mercado.

Cada una de las “P” es, en realidad, un punto de vista distinto a considerar cuando desarrollamos una estrategia.

Las 5P de Mintzberg

1. Plan (Plan)

La planificación puede considerarse el fundamento de una buena estrategia. Algunos líderes se detienen en este enfoque, pensando que planificación es igual a estrategia. Veremos en este artículo que no es así.

En este enfoque, la estrategia es un medio para alcanzar un futuro deseado o una reacción a un conjunto de factores internos o externos que nos obliga a actuar.

Las estrategias se definen y diseñan antes de ser implementadas y se desarrollan conscientemente y con propósito.

Si el cambio necesario requiere de gestión compleja se utilizan herramientas de gestión de proyectos y modelos de gestión de cambio como el de Kotter u otros.

2. Estratagema (Ploy)

Se establece una estrategia específica y puntual (estratagema), con intención de superar a competidor, aprovechando una oportunidad. Esto implica tener un buen conocimiento del competidor y una visión de conjunto para que el movimiento no afecte a nuestra propia organización en el futuro.

En este enfoque, nuestra visión se centra en la competencia. La competencia siempre está ahí y definirá muchas de las actuaciones que debemos llevar a cabo, pero existe el peligro de centrarse demasiado en el competidor y no prestar la debida atención a nuestra propia organización y a los productos y servicios que ofrecemos.

Ejemplos

  • . Comprar toda la producción de un producto concreto para que nuestro competidor no disponga de él
  • . Contratar a un miembro del equipo de la competencia para retrasar el desarrollo de un proyecto

Para explorar estas posibilidades podemos recurrir a herramientas como la Rueda de Futuro o el Análisis de Impacto. Ambos nos ayudarán a definir cuales son las oportunidades que tenemos para establecer estratagemas.

3. Patrón (Pattern)

Las dos estrategias anteriores están previstas de antemano y se planifican antes de implementarse. El enfoque de Patrón, en cambio, se basa en el comportamiento pasado de la organización y aparece de forma natural.

El Patrón es un comportamiento consistente en el tiempo de una organización que se convierte en una fortaleza y que se eleva a estrategia. Miramos qué se ha hecho en la organización en el pasado, observamos las prácticas que funcionan y las aplicamos dentro de la estrategia, generando el máximo beneficio.

Sería un error interrumpir un patrón que funciona simplemente porque no es parte de una estrategia planeada.

El Análisis VRIO nos ayuda a explorar qué de recursos disponemos en nuestra organización para desarrollar una estrategia de enfoque Patrón.

4. Posición (Position)

La estrategia de nuestra organización se basa en la Posición en la que queremos encontrarnos dentro del mercado. En este enfoque, la estrategia es el medio en el que la organización y el entorno interactúan, define cómo el mercado percibe a nuestra organización.

También podemos pensar en la Posición cómo posicionamiento en calidad de producto, método de venta, etc. más en la línea del concepto de Proposición Única de Venta. El posicionamiento es muy intencional y debe basarse en validaciones previas del mercado.

Para analizar el entorno podemos utilizar los análisis PESTEL y DAFO o las Cinco Fuerzas de Porter.

5. Perspectiva (Perspective)

En este enfoque, la estrategia se mira desde el punto de vista del pensamiento colectivo de la organización, de sus valores compartidos y de sus acciones e intenciones. Sería el equivalente al carácter de una persona.

La anterior faceta miraba hacia fuera, mientras que ésta mira hacia la propia organización, hacia la manera de percibir el mundo de la organización. La cultura organizacional influye de manera importante en la estrategia.

Para realizar este estudio podemos recurrir a los modelos Cultural de Kennedy y de Congruencia.

Usos

El Modelo 5P de Mintzberg nos facilita el desarrollo de una estrategia, obligándonos a considerar la misma desde varios puntos de vista. Tiene especial utilidad para:

  • . Recoger y analizar información
  • . Facilitar Brainstormings
  • . Pasar un ‘control final’ antes de una implementación definitiva
  • . Hacer partícipes a los miembros de la organización
  • . Testar ideas de negocio para certificar que sean robustas

Desventajas de este modelo

Aunque el Modelo 5P de Mintzberg ofrece una gran visión de la estrategia, el marco que dibuja no es completo. Afortunadamente existen otras herramientas que lo complementan:

  • . No dibuja el escenario completo. A diferencia de las Competencias Esenciales de Porter, no nos muestra las diversas opciones estratégicas de las que disponemos
  • . No elabora un marco fiable del entorno, para eso tenemos que recurrir a otras herramientas como los análisis PESTEL o DAFO, que complementen el modelo
  • . No tiene en cuenta los recursos de la organización para obtener la ventaja competitiva. En este caso podemos recurrir a los análisis VRIO y DAFO que sí los tienen en cuenta

Interrelación entre las cinco facetas

La definición de cada faceta aporta elementos importantes a nuestra comprensión de la estrategia. Los distintos enfoques se complementan y solapan entre sí. Durante el desarrollo de la herramienta nos centraremos en obtener ideas más que en ver cómo se relacionan entre ellas.

Todas las facetas aportan a la primera, la de Planificación, ya que la enriquecen con sus perspectivas particulares.

Se puede obtener una Posición deseada a través de la Planificación, mediante una Estratagema o un Patrón, pero será la Perspectiva la que luego tiene que hacerlo funcionar.

Mientras que la Perspectiva es algo más complicado de cambiar, los Planes y las Estratagemas, por ejemplo, son más fácilmente modificables y aplicables.

Conceptos Clave

El Modelo 5P de Mintzberg aporta diferentes enfoques al desarrollo de la estrategia, ayudándonos a tener en cuenta tanto factores externos cómo internos de nuestra organización.

Los enfoques son cinco: Planificación, Estratagema, Patrón, Posición y Perspectiva. Todos ellos relacionadas entre sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Esta plataforma utiliza cookies que nos ayudan a generar una mejor experiencia de usuario. Continuar navegando implica el permiso para el uso de las mencionadas cookies y de nuestra política al respecto. ACEPTAR